PARAGUAY: EL CASO AYOREO

Publicado en por Guarani

PARAGUAY: EL CASO AYOREO

        La UNIÓN DE NATIVOS AYOREOS DE PARAGUAY – INICIATIVA AMOTOCODIE invita a la presentación de PARAGUAY: EL CASO AYOREO. Se referirán a la publicación LÍDERES AYOREO y el Dr. Ticio Escobar, Ministro de Cultura de Paraguay.

            La presentación será mañana miércoles 18 de noviembre de 2009, a las 19 horas, en la Sala Bicameral del Congreso Nacional (Av. República y 15 de Agosto – Asunción).

            El acceso será libre y gratuito.

 

Esta invitación fue recibida hoy en el ATENEO D LENGUA Y CULTURA GUARANI

 

Maitei horyvéva opavavépe

 

David Galeano Olivera

 

UNIÓN DE NATIVOS AYOREOS DE PARAGUAY (UNAP)

Ubicada en los Departamentos de Boquerón y Alto Paraguay.
Aglutina a 16 comunidades indígenas del Pueblo Ayoreo.

La Unión de Nativos Ayoreo de Paraguay cuenta con personería jurídica No. 330/ 31 de Julio del año 2003. Estamos conformadas por siete comunidades (7) en el Departamento de Boquerón, y nueve comunidades (9) en el Departamento de Alto Paraguay; todas en la Región Occidental del Paraguay. También varios grupos pertenecientes a nuestro pueblo aún viven como grupos aislados en el monte y en el territorio tradicional.

Tenemos tierra de manera regular, pero no en cantidad suficiente; y no están en el territorio tradicional Ayoreo que ocupa la mayor parte del Norte del Chaco Paraguayo. – Acá hay dos cosas: nuestro Pueblo Ayoreo por un lado necesita afianzar más las tierras de las comunidades en las cuales vive ahora; por el otro lado necesita recuperar el dominio sobre su territorio ancestral. Hay algunas comunidades de las actuales que no cuentan con titulo y están en proceso o trámite. Él tramite es muy lento.

En relación a reclamos del territorio tradicional, tenemos la experiencia con el reclamo de un territorio en Chunguperedatei y Amotocodie. Es zona tradicional del Pueblo Ayoreo. Ese reclamo ya lleva cinco (5) años, y aún no hay nada resuelto dentro del sistema legal del estado Paraguayo.

No hay apoyo en lo social, económico y cultural, por parte del Gobierno local y nacional. No recibimos las comunidades miembro de UNAP apoyo financiero por parte del Gobierno local, para hacer gestiones en Asunción. Otras de las problemáticas es la falta de trabajo, y la tierra asegurada disponible es pequeña; y ya casi no hay monte para cazar; no se respetan nuestros derechos como pueblos originarios.

La UNAP denuncia la falta de respeto de parte del gobierno, dado que no somos consultados y se toman decisiones que afectan a las comunidades y nuestro territorio tradicional. Denunciamos, un lado no se tiene acceso a los territorios ancestrales porque todo es propiedad privada y así es muy difícil recuperarlo. Nuestro territorio tradicional está siendo desmontado y destruido por la agro ganadería. También hay mucha presión de ganaderos y madereros que sacan palo santo y allí están perjudicando nuestra gente silvícola. Los planes de explotación destruyen las aguadas y los riachos y lagunas de nuestro territorio ancestral que dan vida a los hermanos ayoreos que aún viven en el monte.

La sociedad no indígena nos impone proyectos y planes sin consultar, a pesar de que se trata de territorio ancestral ayoreo. Con todo esto, también afectan la cultura tradicional, incluso las prácticas religiosas y creencias indígenas, las que ya fueron totalmente invadidas y no fueron respetadas para nada. En las comunidades también hay religiosos no indígenas que ya no dejan trabajar a los chamanes. En las comunidades hay gente que quiere nuestra madera para carbón.

Casi nulo es el acceso a la salud. Apenas hay una clínica móvil cada mes. El sistema del seguro que se aplica en del Chaco Central discrimina al Pueblo Ayoreo que de esta manera en su mayoría queda sin protección ni seguro social. A la vez, fue invadida la cultura con sus prácticas ancestrales como curaciones y cuidados para la salud, y cuesta aplicarla.

Hace falta el acceso a la educación, pero para eso falta apoyo del Gobierno; como no hay escuelas en todas las comunidades, sus miembros salen a Filadelfia, Carmelo Peralta, o Murtiño (Brasil). El sistema escolar estatal desplaza a la educación propia según la cultura Ayoreo, y no le deja lugar, a pesar de que el Pueblo Ayoreo disponía de una excelente práctica de educación tradicional y ancestral. El Gobierno y sus instancias oficiales no comunican, ni preguntan a las organizaciones ayoreo o a las comunidades, ni respetan la forma propia de nuestra organización, ni respetan los tiempos que necesitamos en las consultas, ya que nuestra organización ayoreo es autónoma y tiene su propio sistema de toma de decisión.

Comentar este post